Reseña: “Para acabar con Eddy Bellegueule”

Para acabar con Eddy Bellegueule_135X220

Título original: En finir avec Eddy Bellegueule

Autor: Édouard Louis

ISBN: 978-84-9838-648-6

Número de páginas: 192

Editorial: Salamandra

Empecé leyendo este libro en pleno verano, un verano luminoso y amable, y lo acabé en otoño, menos soleado pero también venturoso. Sin embargo, solamente habían pasado unas horas. Así es este libro: tan intenso en su historia, que te hipnotiza en las partes bonitas y en las feas, y en las muy bonitas y en las muy feas; y a tu alrededor puede estar cambiando el clima, incluso el tiempo, pero no quieres dejar a Eddy Bellegueule solo.

Porque eso es Eddy Bellegueule, un niño que está solo en el colegio y solo en el instituto, y que gestiona esta soledad equivocándose, como nos pasa a todos: al principio intenta hacer amigos como sea, luego desecha esa idea e intenta seleccionar a personas que puedan hacerle algún bien o, simplemente, no hacerle ningún mal. Finalmente, Eddy elige la soledad, pero esa elección, curiosamente, no siempre nos corresponde únicamente a nosotros.

Eddy es distinto. Siente que es distinto. Su familia y sus compañeros también lo piensan. Narra esta sensación con naturalidad y sin amargura, pero nos es fácil, como lectores, reconocer las emociones de quien se pregunta continuamente “¿por qué yo?”.

Mis padres lo llamaban “darse aires”, me decían deja ya de darte aires. Se preguntaban ¿por qué se porta Eddy como una tía?. Me ordenaban: Cálmate. ¿No puedes dejar de gesticular como una loca?. Creían que yo había elegido ser afeminado, como si fuera una estética personal a la que yo me hubiera apuntado para disgustarlos.

Esos aires marcan la vida de Eddy, influyen en todas y cada una de sus decisiones, para bien y para mal. El libro narra, precisamente, esas decisiones de la adolescencia, nada ingenuas, siempre dolorosas, que dan forma a la personalidad de cada uno. El libro se lee, entonces, como un verdadero tratado de los sentimientos de alguien que fue humillado y decidió no serlo más. La historia de Eddy no es la historia de una aceptación, sino de una elección muy clara: la de la libertad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s